¿Estás realmente presente cuando cocinas y comes? Con Silvia Quintero

¿Estás realmente presente cuando cocinas y comes? Con Silvia Quintero

Mariana BoteroJul 22, '21

¡Hola desde el campo colombiano!

Con el paisaje al fondo de nuestros invernaderos y celebrando la noticia de la certificación orgánica otorgada por Ceres, nos pusimos a pensar cómo unir el concepto de meditación con lo que nosotros hacemos: cultivar y alimentar.

A raíz de esta reflexión, decidimos enfocarnos para este blog post más en el mindfulness que en la meditación en sí, sabiendo que no somos expertos en el tema; y encontrar esa conexión con el concepto que conocemos de meditación no parecía tan simple. Así que nos dimos a la tarea de investigar cómo podemos unir el mindfulness con la cocina y la alimentación y aquí encuentras el resultado. 

Les queremos decir que es emocionante estar escribiendo esto, porque como les contamos, no somos expertos en el tema, somos curiosos por él, así que leerlo, investigarlo y estarlo escribiendo y aplicando se siente muy bien.

Primero lo primero: ¿Qué es eso de mindfulness?

Para esta definición nos fuimos a buscar profesores de mindfulness en Colombia. Así encontramos a Silvia Quintero, creadora de HappyMoon (donde puedes hacer cursos básicos de mindfulness) y del Collegium de Mindfulness (que busca ser una comunidad de practicantes del mindfulness).

Fue tan hermoso lo que escribió, que aquí entre comillas te dejamos la definición y esperamos te animes, si aun no lo haces, a vivir en presencia:

"Mindfulness es entrar en contacto con la vida momento a momento...es darse cuenta de qué está sucediendo mientras sucede, con interés y curiosidad; con aceptación y sin emitir juicios.. es vivir la experiencia del momento presente con una actitud amable, amorosa y bondadosa..."

 

Ahora bien, ¿cómo se une eso a la cocina y la alimentación?. Se lo preguntamos así tal cual a Silvia y esto nos contestó:

"Mindfulness es una forma de vivir la vida en total presencia, y nada más exquisito que vivir la experiencia de alimentarnos y nutrirnos estando atentos a todo lo que sucede mientras sucede.

El mindfulness en la alimentación empieza desde el momento que elegimos los alimentos que vamos a consumir:

    • Sentir el peso de los vegetales, su textura, olerlos antes de prepararlos.
    • Utilizar nuestros sentidos para conectar con cada ingrediente; observando sus colores, sintiendo su textura, oliendo todos sus aromas.
    • Cortarlos con amor y con la certeza de que son fuente de nutrientes para nuestro cuerpo.
    • Establecer un vínculo amoroso con cada alimento para que al consumirlo, podamos percatarnos de su sabor, de cómo es su textura mientras masticamos, de los sonidos que se producen cuando mordemos
Comer en estado mindful, es darnos cuenta de la diversidad de sabores que se funden en nuestra boca, al tiempo que descubrimos y disfrutamos texturas. Alimentarnos en estado mindful nos ayuda a disfrutar ese bocado como si fuera la primera vez que lo probamos"
Leer esto nos llenó de alegría. Tenemos una conexión profunda con nuestros vegetales: los hemos visto crecer, los hemos soñado y cuidado. Así que pensar que cuando tu te alimentas estás también honrando toda esa energía que ponemos nosotros como equipo, que viene de la tierra, que viene de la misma planta...todo eso suena emocionante.
Por último, queremos llevar todo esto a la acción y le pedimos de nuevo a Silvi, de HappyMoon y del Collegium que nos pusiera un ejercicio para compartir contigo y para que pongas lo aprendido en práctica ¡Manos a la obra!
  • Alista los ingredientes sobre el mesón y observa los colores; no los etiquetes, simplemente observa la variedad de colores.
  • Toma cada ingrediente en tus manos, y siente su textura, su peso.
  • Huele cada ingrediente y sorpréndete con la profundidad de sus aromas.
  • Vuelve a observarlos y respira conscientemente, mientras agradeces por este momento presente.
  • Mientras cocinas los alimentos, activa tu sentido del olfato y huele todos los aromas que surjan.
  • Mezcla, sintiendo el sutil movimiento de tu mano; date cuenta del movimiento y acompasa ese movimiento con tu respiración… conecta con esos alimentos que te nutren.
  • Dibuja una sutil sonrisa mientras disfrutas de todo lo que sucede en este preciso momento.

Disfrutamos haber escrito estas palabras y haber hecho el ejercicio antes de dejarlo aquí plasmado. Anímate a hacerlo y anímate a seguir llenando tus días de alimentos especiales para COMER MEJOR. Sabes que aquí, en Pomario, hacemos una cuidadosa selección de estos alimentos, para estar contigo del desayuno a la comida. ¡Nos vemos pronto!
_________________________
Mariana de Pomario

 

Deja tu comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.